Limpiar la madera del suelo o de tus muebles puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza, ya que hay que hacerlo de forma muy cuidadosa y utilizando productos específicos. ¡Lo sabemos! Por ello hoy te compartimos los mejores consejos para que queden relucientes. ¡Empezamos! 

La madera es uno de los materiales más usados: es resistente, duradero y bonito.

Elegir madera para tus suelos o muebles es un acierto, pero es verdad que son más delicados en cuanto a mantenimiento y limpieza. 

Lo primordial es saber que nuestros muebles o suelos de madera deben limpiarse con productos específicamente diseñados para ese material o con remedios naturales. De no ser así, podríamos estropearla y ya no habría vuelta atrás.

¿Cómo limpiar los suelos de madera?

Empecemos por abajo. 

El primer paso para mantener tu suelo de madera limpio es recoger toda la suciedad. Pasa un aspirador con cierta frecuencia, así tu suelo no acumulará polvo o suciedad y, además, evitaremos que se ralle.

La mayoría de los aspiradores modernos cuentan con cepillos especiales para la madera, así que no te preocupes. 

Si no tienes aspirador, usa la escoba de toda la vida con un cepillo adecuado. Aunque es más tedioso, también podrás barrerlo para eliminar la suciedad. 

¿Puedo usar agua para limpiar el suelo de madera de casa?

Mejor que no. Lo ideal para limpiar la madera es hacerlo en seco. El exceso de agua podría estropearlo al poco tiempo… ¡Y no queremos eso! 

Actualmente existen muchos productos en los supermercados específicos para los suelos de madera, sigue las instrucciones de los fabricantes para obtener el mejor resultado.

Pero… ¿Entonces nunca podré fregar el suelo de madera? No exactamente. Puedes programar limpiezas profundas pero asegúrate de hacerlo de la forma correcta: Usa agua tibia, un producto neutro y escurre muy bien la fregona para evitar el exceso de agua. 

¿Cómo limpiar muebles de madera natural?

Es el tipo de madera más complicado de limpiar. Si todos tus muebles son naturales, usa una bayeta de algodón o microfibra para no rayar nada.

Puedes hacerlo en seco o humedecer la bayeta ligeramente. 

Al igual que el suelo, también puedes hacer (de vez en cuando) una limpieza más profunda. Moja la bayeta con agua tibia y poco de jabón neutro para luego secar muy bien con otra bayeta. 

Para conservar mejor tus muebles de madera natural, puedes hacer uso de ceras y aceites. Especialmente la cera, ya que no oscurece el mueble. Lo más habitual es hacerlo con aceite de oliva o cera de abeja.

¿Cómo limpiar muebles de madera barnizados?

Son más fáciles de limpiar que los anteriores y están más protegidos contra la humedad y el polvo por la capa de barniz. 

Antes de ponernos manos a la obra, pasa un paño suave para retirar la capa de polvo. 

Puedes limpiarlo con agua caliente y un producto adecuado, ya que así se va secando y el líquido no se absorbe. 

Un truquito para que el brillo del barniz se mantenga por más tiempo, es añadirle una cucharada de vinagre a la mezcla.

 

¿Cómo limpiar muebles de madera pintados?

Aquí también tienes que realizarlo con cuidado, no queremos que te lleves la pintura. 

Limpia con un cepillo suave y a continuación pasa una esponja con suavidad, dándole pocas pasadas con agua fría y jabón.

Sécalo rápidamente con un paño de algodón y después acaba con una capa de cera para proteger la madera.

Limpiar los muebles de madera de la cocina

Es 100% seguro que si tienes muebles de madera en la cocina, estos se llenarán de grasa. 

Ahora vamos a decirte el mejor producto que puedes usar para no dañarla: ¡el vinagre blanco! 

Puedes aplicarlo directamente sobre los muebles con un paño, no hace falta diluirlo en agua. Después, enjuaga con agua caliente y seca muy bien. 

Cuidado con el agua y el sol

Si el agua y el sol son los peores enemigos de la madera… ¿Qué ocurre con la madera de exterior? 

La durabilidad de la madera está relacionada con la cantidad de resinas, taninos y aceites que la componen. Para el exterior, se recomienda la caoba, la teca o el roble, ya que son los más resistentes. 

Los rayos UV del sol pueden hacer que tu madera pierda su color debido a que degrada la lignina, uno de sus componentes.

La lluvia y la humedad favorece la proliferación de hongos, que acaban pudriendo la madera. 

Además de elegir la madera más resistente para tus muebles de exterior, existen productos especiales para protegerla, barnizarlos a menudo también vale como protección. 

Los mejores productos naturales para limpiar la madera

Aunque se te vengan varios productos del mercado a la cabeza, lo cierto es que no necesitas más que alternativas naturales que puedes encontrar en casa para limpiar tu madera. 

Cera de abeja

Una solución muy eficaz para devolver a tu suelo o muebles su brillo. Pon una capa de cera de abeja en un cepillo suave y aplícalo por la madera. Asegúrate de hacer este paso de forma muy cuidadosa para no rallar el suelo. 

Deja actuar la cera durante diez minutos y luego retírala con un paño.  

  • Jabón de Marsella

Está indicado para cualquier superficie de madera y ayuda a nutrir muebles y suelos. Puedes usarlo solo o diluido en un poco de agua.

Vinagre blanco

El vinagre blanco (o, si lo prefieres, el vinagre de manzana) tienen grandes propiedades de limpieza, además de aportar brillo a suelos y muebles. 

Todo Madera Alicante

¿Te han servido todos estos consejos? ¡Esperamos que sí! Por supuesto, puedes venir a visitarnos para que te aconsejemos en persona, ya sabes… ¡nos encanta la madera!

Si necesitas más inspiración para los muebles o suelos de tu hogar, te invitamos a que visites nuestra exposición en Alicante.

Estamos muy felices de verte por allí y poder recomendarte lo mejor.

¡Hasta el próximo artículo!